DISEÑO

[ d̪i.’se.ɲo]

Cuando hablamos de diseño, etimológicamente sabemos que deriva del latín designare que al español resulta como designio, pudiéndose interpretar como “lo por venir”. Al momento de diseñar echamos un vistazo al futuro para pre-configurar los pasos a seguir con el fin de obtener una solución. En la práctica encontramos que el diseño no es “la solución” sino un camino hacia ella, no siendo esta la única sino la que a los ojos del diseñador o  del equipo de diseño es la mejor. Cual profecía, el diseño viene a ser como se planeó solo si se respetan las condiciones consideradas en el proceso de diseño y si se siguen los pasos tal cual fueron designados.

Creo que existe gran oportunidad de innovación en la colaboración no solo de nuestro recurso humano creativo y de nuestra red de proveedores, sino de nuestros clientes siendo involucrados directamente en el fascinante proceso de transformar una idea en un diseño tangible y funcional; esto es STRATODI, y a tus ideas decimos, sí Señor.

– Oscar Delgado.